Una de las primeras ideas que se nos viene a la mente al crear una tienda en línea, es que una vez “abierta al público” las ventas empezarán a llegar sin hacer mucho esfuerzo o que haciendo un poco de trabajo de marketing es suficiente para que nuestra tienda virtual se empiece a dar a conocer en el vasto mundo de tiendas que existen.

La dura realidad es todo lo contrario. El negocio del ecommerce no es sencillo, pueden pasar meses para que empieces a ver signos de esperanza, que te permitan no desistir en el intento de consolidar tu negocio online.

Existen diferentes motivos por los cuales no estas obteniendo los resultados deseados en tu tienda. A continuación, voy a enlistar algunos de los más comunes para que empieces a tomar cartas en el asunto y empezar a cambiar el panorama.

1. La Selección del Nicho fue errónea

El éxito o fracaso de tu tienda online depende en gran medida de una correcta elección del nicho de productos.

Si bien elegirlo no es una tarea fácil, existen diferentes métodos que podemos emplear para acrecentar las posibilidades de acierto.

La demanda, la tendencia, el precio de venta, la disponibilidad son algunos de los criterios que puedes considerar para elegir un nicho.

Lee la Guía Para Crear Tienda en Línea para conocer un poco más acerca de esto.

También puedes obtener más ideas para la selección de un nicho leyendo la siguiente entrada de blog: Criterios para seleccionar un nicho.

2. Poca Cantidad de Visitas

Es de lo más lógico pensar que si tienes pocos visitantes, también realizaras pocas o nulas ventas.

Uno de los primeros objetivos en los que te debes concentrar alcanzar es el de aumentar la cantidad de visitantes que llegan a tu tienda en línea.

Para ello puedes hacer uso de diversas estrategias que te ayudan a incrementar poco a poco el número de visitas.

Formas de promocionar tu tienda en línea

3. Deficiente Atención al cliente

Desde el inicio debes poner énfasis en ofrecer una atención a clientes de alta calidad.

Puede que empieces a realizar tus primeras ventas, pero si los clientes no quedaron satisfechos con el servicio, será muy difícil que vuelvan a comprar en tu tienda online. Por si eso fuera poco no darán una referencia positiva a las demás personas, ocasionando una ola de mala reputación.

4. Las Fotografías de tus productos no son buenas

Bien dicen que una imagen dice más que mil palabras y en el comercio electrónico, esta es una realidad.

Una mala calidad de las fotografías para mostrar tus productos ocasionara que pierdas clientes potenciales, puedes tener los mejores productos y los mejores precios, sin embargo; una mala fotografía también da una mala impresión que afecta en la toma de decisión para que un cliente compre en línea.

Una forma de obtener imágenes de productos de alta calidad es empleando el modelo de Dropshiping, de esta forma los proveedores de tus productos te permiten hacer uso de las fotografías de su catálogo para incrementar las posibilidades de venta.

5. Marketing Deficiente

Otra razón muy común por la cual no venden las tiendas online es debido al uso incorrecto de las estrategias de promoción.

Antes de lanzar una campaña de promoción es importante hacer una planeación, un estudio para entender el mercado hacia el cual va dirigido el producto que deseamos vender. Hacer pruebas A/B de la campaña para medir que como funciona mejor.

No medir el desempeño de una estrategia de marketing es otro error muy frecuente, quizás ya estas obteniendo resultados buenos con alguna de tus campañas y es por ello que piensas que está funcionando correctamente, no te empeñas en identificar áreas en las que se pueden mejorar y convertir esos buenos resultados en excelentes.

En muchas ocasiones tendemos a pensar que la estrategia de marketing se debe basar en emplear solamente herramientas gratuitas que generen tráfico orgánico y dejarles toda la tarea a los motores de búsqueda, una estrategia debe de ser integral y si tienes un presupuesto para invertir en una campaña de paga, lo recomendable es que lo hagas.

6. Mala accesibilidad a los productos

Quizás tus productos no se están vendiendo a pesar de que estás haciendo todo correctamente y el problema estriba en algo en lo que pocas veces pensamos: la accesibilidad de los productos en la tienda en línea.

Los problemas de accesibilidad comúnmente se relacionan con un diseño deficiente que conlleva otros problemas como velocidad de carga lenta de las páginas de los productos, navegación confusa en el sitio, diseño no adecuado para dispositivos móviles.

Si tu porcentaje de rebote es muy alto, esta podría ser una de las causas principales por las cuales los visitantes dejan tu sitio casi al instante de haber ingresado.

Intenta probar la accesibilidad de tu sitio desde diferentes dispositivos y utilizando distintos navegadores para ver que tal está funcionando.

7. Formas de pago y formas de envío deficientes

Las personas que compran por Internet se la piensan dos veces antes de tomar la decisión de compra.

Necesitan estar convencidos de que una vez que realicen la compra sus productos les van a llegar en tiempo y forma deseados, y que además la transacción será segura y que la información de sus datos personales o de su tarjeta será salvaguardada.

Siempre debes de ofrecer formas de pago seguras como Paypal y enviar tus productos mediante servicios eficientes como DHL, Fedex, UPS.

8. Información de poca calidad  

La información también juega un papel importante para que un producto pueda venderse. Las descripciones genéricas no ayudan mucho a concretar ventas.

Agregar valor a la información permite que los visitantes conozcan más acerca del producto que desean comprar, esa información es la que debe convencerlos de que el producto que encontraron en tu tienda es el que están buscando para satisfacer su necesidad o resolver el problema que buscan solucionar.

Debes ser claro y enfático, pero sin dejar de incluir los aspectos más importantes en las descripciones de tus productos.

Errores frecuentes de ortografía en la información que incluyas en tu sitio web es algo que también puede influir en la decisión de compra, pues eso hace parecer que tu sitio no sea profesional.

Errores de ortografía en los títulos de los productos hace que no sean fáciles de encontrar y por ende tendrán poca visibilidad y reducidas posibilidades de ser vendidos.

Conclusión

Estos son algunos de los motivos más frecuentes por los cuales una tienda en línea no vende.

Hay que poner atención en cada uno de estos aspectos para mejorarlos y así empezar a concretar más ventas.

Aunque buscar las mejoras no es tarea simple, tampoco es imposible de realizar y debes empeñarte en lograrlo.

¿Tienes en mente alguna otra razón por la cual no se vende en una tienda online y el cual no haya mencionado?

Son bienvenidos los comentarios y sugerencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.